3 consejos para comer sano y dentro del presupuesto

Tener una alimentación balanceada que incluya proteínas, carbohidratos, grasas es importante para mantener nuestro cuerpo sano.  Pero muchas veces se cree que el tener una alimentación de este tipo puede ser costoso, por ello Pamela Langer nutricionista de Laboratorios Hersil brinda consejos para aprender a comprar comida sana protegiendo nuestra salud y economía.

ELABORAR UN PRESUPUESTO

Comer de forma balanceada y optimizar costos es posible pero requiere de organización y planificación para lograrlo. Primero necesitamos establecer el presupuesto familiar, de esta forma sabremos cuánto dinero podemos destinar para las compras de alimentos.

Para realizar esta planificación debemos tomar en cuenta el ingreso económico de la familia, la cantidad de personas que viven con nosotros, las necesidades particulares que hay en los integrantes del hogar, gustos y preferencias.

IDEAR EL MENÚ

Luego de establecer el presupuesto con el que contamos, se debe planificar el menú que se ha de preparar. Por ejemplo, armar una lista con las comidas que queremos cocinar para las próximas dos semanas. Para ello, podemos reunirnos en familia y juntos decidir lo que nos gustaría comer, así todos podrán opinar sobre sus gustos, evaluar las opciones y decidir por las más sanas y deliciosas. Se debe procurar que en los platillos a elaborar se incluya alimentos variados.

REVISAR LA ALACENA

Al tener la lista de comidas y los ingredientes que necesitamos es momento de revisar la cocina y buscar qué productos tenemos, cuáles están por acabarse y cuáles hacen falta renovar.  Con esta información, podremos armar una lista de compras con aquello que es necesario para nosotros y de esta forma nos aseguramos de comprar de forma eficiente, rápida y dentro del presupuesto.  Es importante, agregar frutas en la lista de compras por ser una fuente de vitaminas y ser perfectas para calmar, de forma saludable, el hambre que nos da a media mañana o por la tarde.

Por último, a veces es difícil obtener todos los nutrientes que necesitamos de los alimentos que a la vez guste a toda la familia, por ello es recomendable consumir complementos nutricionales en polvo como PVM, que aporta más de 30% de su contenido en proteínas y 25 vitaminas y minerales, tanto en su versión para adultos a partir de 18 años como para niños a partir de los 2 años de edad (PVM Junior). De esa forma podremos estar más tranquilos de contar con una alimentación balanceada y reforzada con los principales nutrientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *