4 beneficios de consumir agua gasificada

El agua es la bebida recomendada por excelencia para hidratarse de manera saludable y conservar un peso óptimo, pues estar hidratado es vital para el organismo. Sin embargo, hay quienes la encuentran de difícil consumo por no tener sabor y optan por otras bebidas como las gaseosas o jugos químicos, los cuales no son naturales.

Es en este punto donde el agua gasificada juega un papel importante y necesario, pues no deja de ser agua y sus burbujas esconden beneficios que deberían ser incluidas en la dieta de todas las personas.

“La teoría dice que debemos tomar agua porque el organismo la necesita para que funcione bien, sobre todo cuando estás bajando de peso. Sin embargo en la práctica es difícil porque pocas personas están acostumbradas a consumirla por el sabor, ya que no lo tiene”, comenta Yácomo Casas, nutricionista y embajador de Sline.

El agua gasificada tiene un alto contenido en calcio y vitamina C, siendo la mejor alternativa para las personas que buscan mantenerse hidratadas sin dejar de disfrutar de deliciosos sabores. Es por eso en esta nota detallamos cuales son esos 4 beneficios.

  1. El agua con gas ayuda a evitar digestiones pesadas

El ácido carbónico que contiene el agua con gas es un componente que estimula la secreción de jugos gástricos y facilita la digestión, ayudando así a calmar los problemas del estómago. También ayuda a aliviar el estreñimiento y ayuda a los procesos digestivos que se desarrollan en el intestino.

  1. Otorga sensación de saciedad

Las burbujas pueden contribuir a que la comida permanezca en la primera parte del estómago por más tiempo, lo que te hace sentir lleno.

  1. El agua con gas ayuda a reducir el colesterol malo

Algunos estudios han demostrado que el sodio del agua carbonatada reduce el colesterol malo y aumenta el colesterol bueno. Además, ayuda a cuidar la salud cardiovascular.

  1. No tiene calorías

El agua gasificada es una opción más saludable que puede sustituir a otras bebidas gaseosas, que contienen altas cantidades de azúcar y calorías, ya que esta no tiene ninguna.

El agua con gas gana terreno entre los jóvenes es por ello que las compañías de gaseosas ponen el acento en las aguas carbonatadas, que no contienen azúcar. Es el caso de Industrias San Miguel que presenta Sline, en dos refrescantes sabores: limón y piña, una bebida ideal para acompañar la alimentación de grandes y chicos.

Actualmente, Sline se comercializa en el interior del país en los formatos de 500 ml (piña y limón) y 220 ml (piña). Tamaños ideales para llevar en la cartera, mochila e incluso para la lonchera de los niños. Próximamente ingresará al mercado limeño y se le podrá encontrar en bodegas y supermercados locales.

Facebook: Sline Agua Saborizada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *