Las mini bags desplazan a las shoppers

Los bolsos XL son parte del pasado. Tras confirmarse la teoría de que “menos es más” una nueva tendencia ha tomado por asalto vitrinas, pasarelas y por supuesto los armarios de las principales it girls: las mini bags. Más allá de su practicidad, este bolso en miniatura, ha sobresalido por su carga de estilo, considerándose como una pieza clave en los oufits de temporada.

Esta tendencia viene pisando fuerte en el terreno de los accesorios, pues el hecho de que este artículo no supere los 20 centímetros de largo, además de evidenciar el triunfo de los productos más minimalistas, le ha otorgado mayor libertad, movilidad y flexibilidad a la fashionista de hoy en día, al adaptarse a múltiples formatos y usos.

En cuanto a los estilos, durante esta temporada se imponen los modelos con toques originales que puedan convertir este accesorio en el protagonista del look. La tendencia étnica se resiste a desaparecer y se renueva con aplicaciones propias de los 70´s como bandanas, bordados florales, tachas y flecos, mientras que las mini bags más chics se llenan de mariposas, libélulas y otros insectos que ya se han convertido en los motivos más trendy en los últimos meses.

Durante esta temporada se apuesta además por la versatilidad, dándole a cada pieza innumerables posibilidades de jugar y combinar. Prima la atención a los detalles, el uso de materiales ligeros y un universo de temáticas: el animal print, el black denim, el boho floral, el estampado multicolor bordado o el patch de jacquares inspirados en África.

La mochila se convierte en una pieza estrella, las hay en todos los formatos, en diferentes materiales y en tamaños cada vez más pequeños. Abundan las rayas en todos los tamaños, los parches de colores, la inspiración militar, los guiños ochenteros y los acolchados que pueden mojarse.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *