Los peligros de no saber identificar si nuestro hijo padece de «Hiperactividad»

Es casi común escuchar en charlas casuales, fuera del colegio, que un grupo de padres hablen sobre la hiperactividad y que está es una condición de su hijo. Tan común como el hecho de que se le otorgue un falso diagnostico a un niño que quizá tiene un desorden nutricional o un simple mal comportamiento propio de su edad. Ante esto las preguntas saltan de inmediato ¿Qué hacer para saber si mi hijo o hija padece «Trastorno por defict de atención con hiperactividad» ¿Cuáles son los síntomas? ¿Cómo diagnosticarlo? ¿Se cura? 

Al respecto conversamos con la Psicóloga y psicoterapeuta Juliana Sequera, especialista en el tema y nos dio alcances sobre este tema que es mal manejado por los padres y el entorno más frecuente del menor que pudiera sufrirlo.

«Primero saber que no es un diagnostico que se da a la ligera. No se puede hablar de hiperactividad antes de los siete años. Si nosotros sospechamos que nuestro niño tiene rasgos es cuando tenemos que hacer un examen de conciencia y no basarnos solamente en el comportamiento que puede tener en el colegio. Cuando hablamos de hiperactividad hablamos de una serie de señales  como la falta de atención, la agresividad que detrás hay un niño que no sabe manejar sus impulsos», señala Sequera.

Del mismo modo, la psicotearapeuta refiere que hay niveles de hiperactividad que pueden ir desde una desatención, impulsividad o combinado. Es por eso que es importante que al momento de la evaluación se consideren factores como el plano neuropsicológico, cognitiva y psicopedagógica  Una vez hecho el diagnostico se inicia una terapia en la que se involucra a la familia y al colegio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *